7 de mayo de 2012

El último don que tú das es tu conciencia.
Cuando lleguemos a la muerte, lo mejor que podemos ofrecer es una perfecta
y luminosa conciencia, una conciencia clara que hay que saber crear, porque si no,
como decía Gurdjieff, mueres como un perro, sin ofrendar la conciencia ni construir un alma.

Alejandro Jodorowsky

No hay comentarios.: